domingo, 27 de noviembre de 2016

Alguna tarde de abril...

Me quieres porque no tengo miedo a perderte.
Por una seguridad sin cuerdas.
Por unos nudos sin fuerza.
Por unos sentimientos que no coaccionan
ni amenazan
con la quietud del conformismo.

Me quieres porque no pienso en si te quiero.
No me hace falta.
Pierde sentido cuando no queda ni uno libre
de tus noches.

Me quieres porque las metáforas son más realidad
que magia
sin dejar de serlo.
Nos quedan muchos trucos,
sin saber bien como hacerlos.

Me quieres,  imagino, porque aun no te he dado motivos para no hacerlo,
y me da miedo
esa tranquilidad en la que duermo
"sin ahogarme en el fuego o
arder en el agua".

Quiero que me quemes
y luego me quieras
hasta enfriarme cuando
te vayas.

Cuando me vaya.

Quiero,  quiero... quiero no dejar de quererte incluso cuando me encuentres.

CelesteRegner.


No hay comentarios:

Publicar un comentario